El Éxodo hacia la tierra prometida.

Tened cuidado con lo deseáis!!.

Aseguraros de que es lo que necesitan vuestras almas, y no vuestros egos!! Dios nos concede siempre lo que necesitamos, no tanto lo que queremos!! Y en todo caso, no hablamos de necesidades del ego. El alma sólo ansía una “cosa”!!

Las cualidades ilusorias, el nacimiento del ego, están enraizadas en la conciencia de la separación de Dios. El ego no es el verdadero Yo. Las cualidades del ego deben ser trascendidas!!

Adelante con los deseos ahora, pidiendo por cualidades del alma: Calma, Paz, Luz, Sonido, Poder, Sabiduría, Amor o Dicha… como sendas de conciencia que apoyan al alma en su Éxodo hacia la tierra prometida.

Algunas cualidades del ego, como el egoísmo, el odio, la pasión, la avaricia, la ambición personal, la codicia, la envidia y la ira, evitan que la conciencia renazca en el cielo del espíritu. Por lo tanto, San Juan también nos dice que “ningún hombre ha visto nunca a Dios”. En otras palabras, la conciencia del ego humano jamás puede percibir a Dios ya que la verdad divina está por encima de las verdades humanas.

Todos estuvimos, estamos y estaremos en un solo corazón y una única conciencia… Da igual donde la vida nos guíe a cada uno de nosotros para vivir aquello que cada conciencia individualizada necesita. Ser seguros de que Dios os ama desde siempre y por la eternidad… Esto es una verdad que nos lleva muy lejos!! LOKAH SAMASTAH SUKHINO BHAVANTU

“He hecho de ti, la estrella polar de mi vida. Aunque el mar esté oscuro y las estrellas escondidas, Veo el sendero con tu gracia.” CANTO CÓSMICO de Paramhansa Yogananda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *